TE INTERESA

Queremos compartir contigo algunos de los temas que nos inspiran, que nos invitan a reflexionar, crecer y evolucionar. Un punto de encuentro para visibilizar la realidad y los retos de nuestro sector.

Retail/Moda

Design Thinking, la metodología para alcanzar la innovación

El Design Thinking o “Pensamiento de Diseño” es la metodología de innovación que sectores como el Fashion-Retail adoptan para generar nuevas ideas y lograr adaptarse al nuevo entorno super-VUCA.

Estar a la última en campos creativos no es tarea fácil. En la era digital los cambios se producen con rapidez y las empresas no pueden frenar bajar la guardia en ningún momento. El ‘Design Thinking’ es una popular metodología dentro de sectores como el Fashion-Retail que fomentan el nacimiento de nuevas ideas. Este sistema se ha establecido en importantes compañías gracias a su capacidad para generar soluciones innovadoras en breves espacios de tiempo. En talentiam apostamos por el cambio y por las iniciativas que se adaptan a las tendencias del futuro. De este modo, exponemos todas las características que diferencian al ‘Design Thinking’ de otras metodologías para progresar.

Proceso de 'Design Thinking'. @Entrepreneur.
Proceso de ‘Design Thinking’. @Entrepreneur.

¿Qué es el Design Thinking?

El ‘Design Thinking’ se presenta como una eficaz herramienta para desarrollar la innovación centrada en las personas. Gracias a esta metodología se platean los retos y se detectan las necesidades de cada proyecto para concebir soluciones. La sensibilidad del diseñador y su método de resolución de problemas entran en juego para satisfacer las necesidades de las personas y las organizaciones de forma viable a nivel tecnológico y comercial. El ‘Design Thinking’ deja de lado el producto final y se centra en el proceso de diseño. Es un método que integra equipos multidisciplinares y diferentes perfiles para desarrollar un pensamiento crítico y colaborativo con diferentes puntos de vista.

'Design Thinkin'. @Sapica
‘Design Thinkin’. @Sapica

¿Qué etapas encontramos en esta metodología?

El ‘Pensamiento de Diseño’ se divide en 5 etapas principales:

· Empatía: El proceso de ‘Design Thinking’ empieza por un estudio de las necesidades de los usuarios implicados en el reto. Al diseñar para otros, el primer paso es entender qué es relevante para los clientes. De esta forma, es importante observar su contexto y valorar otros factores que tiene relación con ellos y con su realidad.

· Definir: Durante esta etapa se formaliza la criba de la información recopilada durante la primera fase. Es el momento en que se seleccionan los puntos que aportan valor y que conducen a alcanzar nuevas perspectivas relevantes. En esta fase se define el foco de acción y se identifican los problemas cuyas soluciones supondrán la obtención de un desenlace innovador. Una vez definido el foco de acción, llega la hora de establecer el reto creativo.

· Idear: La tercera etapa tiene un claro objetivo: empezar a crear soluciones para los problemas encontrados. Para ello se tiene que plantean una gran variedad de alternativas y no quedarse con la primera que aparezca en escena. En esta fase, las actividades favorecen el pensamiento y la imaginación. Además, deben desaparecer los juicios de valor y no rechazar ideas descabelladas. En algunos casos, las ideas más disparatadas son las que conducen a innovadoras soluciones.

· Prototipar: En esta fase las ideas van a dejar de ser intangibles para convertirse en una realidad. Es el instante de los perfiles ejecutores. Construir prototipos hace las ideas palpables y ayuda a visualizar las posibles soluciones. En esta etapa se pulen los detalles antes de llegar al resultado final.

· Validar: Durante la fase de validación, se prueban los prototipos con los usuarios implicados en la solución. Esta fase es una de las más importantes: ayuda a identificar mejoras significativas, fallos a resolver y si existen carencias. En esta fase se evoluciona la idea hasta convertirla en la solución buscada. La validación es el final del recorrido de generación de ideas.

El facilitador, la figura clave del proceso

El facilitador es la persona encargada de guiar a las personas durante la ejecución del ‘Design Thinking’. Debe ser un perfil conciliador que no imparta juicios de valor y que fomente la colaboración y la participación. Su principal función es la de sacar el máximo partido del grupo de trabajo y favorecer la comunicación y el diálogo. Además, tiene que motivar a los miembros del equipo y crear un ambiente dinámico, amable y distendido.

Ilustración proceso 'Design Thinking'. @Dribbble/Marvel
Ilustración proceso ‘Design Thinking’.@Dribbble/Marvel

Beneficios del ‘Design Thinking’

En un mundo repleto de novedades y cambios, es realmente difícil dar con ideas frescas y originales. El alto nivel de la competencia y la constante aparición de nuevos elementos en el tablero de juego dificultan la aparición de elementos atrayentes. El ‘Design Thinking’ facilita que un proyecto avance rápidamente y que conecte, por completo, con el usuario. Las ‘start-up’ y los negocios digitales son algunos de los modelos de negocio que adoptan este proceso en su rutina. Además, es una metodología que apuesta por el trabajo en equipo, el compañerismo y que no exige un gran gasto económico.

En talentiam apostamos por conocer las nuevas tendencias del mundo del diseño y de los negocios. El sector Fashion-Retail avanza firme en un entorno VUCA caracterizado por la volatilidad, la incertidumbre, la complejidad y la ambigüedad. Si quieres estar a la última de todas las novedades del universo de la moda y el retail síguenos en nuestras Redes Sociales (InstagramFacebook y Twitter). ¡Bienvenido a la familia talentiam!

[Total:1    Promedio:5/5]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *