TE INTERESA

Queremos compartir contigo algunos de los temas que nos inspiran, que nos invitan a reflexionar, crecer y evolucionar. Un punto de encuentro para visibilizar la realidad y los retos de nuestro sector.

Recursos humanos

Tendencias en Recursos Humanos para 2019

¿Hacía donde vamos en recursos humanos? Vemos las tendencias que aplicaremos o ya aplicamos en nuestra área.

El sector de los recursos humanos está cambiando, como lo hacen las industrias en general. En las empresas vemos la preocupación sobre nuestro futuro. ¿Hacía donde vamos? ¿Qué cambios vamos a vivir? Trasladando estas inquietudes a los Departamentos de Recursos Humanos o de Personas, creemos que hemos venido viviendo cambios en los últimos años, pero la evolución de nuestra área continua muy activa.

Dentro de la gestión del talento, será fundamental la parte digital, online y las comunidades virtuales. En ese sentido el Big Data y la inteligencia artificial nos ayudarán notablemente. A través del Big Data podremos obtener mucha información y analizar las tendencias del sector, del mercado laboral, de los empleos…Todo este conocimiento será clave para que los equipos de recursos humanos establezcan sus estrategias en la compañía.

Tendencias en recursos humanos 2019

El CV es una herramienta del pasado. La persona que intenta reflejarse en unas líneas es muchas más cosas que lo que pueda hacer llegar al seleccionador. Además de su formación y experiencia profesional, tiene unas habilidades, unos valores, intereses, tiene un entorno y una red de contactos, etc. Todo eso también es y será importante. No os olvideis del termino “knowmad”, es un concepto que veremos mucho en los próximos años.

Los jefes en las empresas ya se han convertido en líderes y durante los próximos años veremos cómo este liderazgo coge más fuerza frente a la gestión tradicional y obsoleta de los equipos. El nuevo líder será capaz de motivar e inspirar, será un ejemplo a seguir por su equipo produciendo cambios muy positivos en sus empleados y en su organización.

La toma de decisiones será colectiva, desaparecen las jerarquías y se da paso a una organización mucho más horizontal. Los propios empleados serán los que aporten iniciativas, los que impulsen el cambio de la empresa.

Se cambiará el concepto de Recursos Humanos a Personas y estos departamentos serán parte del negocio. La tendencia es entender qué desean y necesitan tus equipos y cuáles son sus capacidades para potenciarlas, para llegar a los objetivos, pero también para ofrecerles planes de carrera y desarrollo profesional dentro de la empresa.

La confianza y la autonomía en los equipos crecerán. También la flexibilidad. Los roles dejarán de estar definidos, no habrá unas tareas establecidas y asignadas a una persona sino que los puestos de trabajo se adaptarán al talento de las personas, a sus conocimientos, cualidades y capacidades. Como consecuencia de esto, los equipos deberán ser multidisciplinares y complementarios.

Ya hay muchas empresas que están optando por organizarse de forma más flexible y dinámica. Esta creciendo la tendencia de trabajar por proyectos y en pequeños equipos de trabajo que en muchas ocasiones no están ni siquiera físicamente en la misma ciudad.

Si las empresas quieren ser más globales, multiculturales, digitales, transparentes…qué sentido tiene imponer a los trabajadores un espacio de trabajo y un lugar de vida. De ahí la importancia que está asumiendo el teletrabajo. También como forma de luchar contra las aglomeraciones de personas en las grandes ciudades, mientras que hay grandes extensiones del mundo excasamente habitadas, y la contaminación.

El teletrabajo o la organización por proyectos están dando respuesta además a otro fenómeno común. Los jóvenes y más concretamente los perfiles digitales, en muchas ocasiones no quieren trabajar en polígonos industriales anodinos, no disponen de coche, se mueven con el transporte público, en bici o patinete, comparten sus inquietudes en espacios comunes. Todos están conectados, por lo que da igual que uno viva en España, otro en EEUU y otro en Tokyo, lo importante es que en la actualidad pueden trabajar juntos gracias a las tecnologías. Para tener el mejor talento, las empresas se adaptarán a las demandas del mercado en este sentido.

Las empresas tendrán que adoptar medidas también para dar respuesta a un tema muy importante, la conciliación entre la vida personal y profesional. La flexibilidad o el teletrabajo no implican que el trabajador este disponible las 24 horas del día, por lo que habrá que lograr un equilibrio.

La tendencia es que los profesionales no trabajarán en una sola empresa de forma exclusiva. Trabajaran en diferentes proyectos, por lo que la forma de evaluar su rendimiento tendrá que cambiar obligatoriamente. También los tipos de contratos. Deberán ser más flexibles, habrá más contratos, más rotación de equipos…

Para que el mejor talento quiera trabajar o colaborar con nosotros, tendremos que construir una imagen de marca. El Employer Branding es un objetivo común de toda la organización.

Una tendencia global que afectará a los equipos de recursos humanos es la sostenibilidad. Con una sociedad cuya conciencia social y medioambiental va en aumento, desde ya, tenemos que desarrollar programas en estas materias. En este sentido, volveríamos a medidas como el teletrabajo para facilitar una vida más sostenible a nuestros empleados.

Tendencias en formación y recursos humanos para 2019

En las áreas de Formación y Desarrollo, tendrán el foco puesto en “talento”, “liderazgo” y “orientación a resultados” para alinearse a las necesidades del negocio.

Con la entrada de nuevos perfiles y con las nuevas generaciones pisando fuerte en cuanto a inquietudes, tendrán que evaluar y mapear muy bien el talento interno para establecer estrategias adaptadas.

Los equipos tendrán mayor autonomía en sus formaciones. La tendencia pasa por dejar de empujarles para que se formen y apostar por la proactividad, que sean ellos lo que elijan su propio desarrollo.

El aprendizaje también será diferente, se da paso al microaprendizaje. Ya no habrá tantas formaciones genéricas presenciales para grupos de empleados, sino formaciones a las que cada uno pueda accedes cuando lo necesite.

Una herramienta clave para Formación y Desarrollo pero también para la gestión del Talento será la gamificación. A través de juegos tradionales o digitales, podemos motivar a los equipos, formarles o hacer parte del proceso de selección. Una de sus ventajas es precisamente que el empleado puede acceder a esta formación cuando quiera y pueda.

Los empleados deben formarse durante toda su vida profesional. Tener una carrera o un título concreto ya no es garantía de nada. El apredizaje es continuo.

Por supuesto la tecnología también es clave en Formación y Desarrollo. El e-learning tiene que estar ya presente en todas las organizaciones e ir más allá. Tenemos que tener soportes tecnológicos adecuados que permitan aprender de forma rápida, con bajo coste y que sean atractivos y dinámicos. Se promoverá así el aprendizaje colectivo.

También transversal a todas las áreas es la datificación y automatización. Toda la información estará recogida en un solo lugar y habrá tareas automatizadas que nos permitan ahorrar tiempo. Por otro lado, esta única ubicación y la conexión entre los compañeros hará que haya una mayor comunicación y transparencia pudiendo ser más eficaces y eficientes.

Como veis los cambios llegan desde diversos puntos y de forma importante, pero no tengáis miedo. Como expertos en personas nos adaptaremos a todos ellos como hemos veniendo haciendo, cuidando a nuestros equipos y a nuestra organización y haciendo que todo fluya.

[Total:1    Promedio:4/5]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *