TE INTERESA

Queremos compartir contigo algunos de los temas que nos inspiran, que nos invitan a reflexionar, crecer y evolucionar. Un punto de encuentro para visibilizar la realidad y los retos de nuestro sector.

Recursos humanos

Inteligencia Artificial en Recursos Humanos

Los robots se han introducido en muchos sectores facilitando el desarrollo de algunos trabajos. Con la evolución de los mismos, también han llegado al área de Recursos Humanos. Vamos a ver en qué medida pueden ayudarnos los compañeros robots.

Dentro de los procesos de digitalización de las compañías, en el área de recursos humanos está habiendo una gran transformación con la llegada de los robots.

Inicialmente los robots llegaron a las fábricas o eran utilizados en procesos de producción, pero en la actualidad su uso se ha extendido a otros sectores.

El robot SCORP por ejemplo fue diseñado para enfrentarse a situaciones peligrosas como detonar una bomba o para acceder a lugares difíciles. Otros robots asisten a personas con dependencia física y también hay robots camareros. En el caso del sector retail, los hemos visto ayudando en procesos productivos o realizando inventarios en las tiendas.

La presencia de los robots en nuestra vida cada vez es mayor, por eso es normal que la digitalización y la inteligencia artificial lleguen a áreas menos operativas y más humanas como son los Recursos Humanos.

Inteligencia artificial o robots en las empresas
Fuente Ecofin

Pero, ¿Qué es exactamente la inteligencia artificial? Se trata de la facultad de razonamiento y desarrollo de conductas y actividades de un agente no vivo, que se produce a través del diseño y el desarrollo de procesos observados en los seres humanos y que da como consecuencia por ejemplo a robots con ciertas facultades.

Hay diferentes sistemas de inteligencia artificial:

∗ Sistemas que imitan el pensamiento humano basando su funcionamiento en el sistema nervioso.

∗ Sistemas que actúan como los seres humanos, basándose en comportamientos humanos, como pueden ser los robots.

∗ Sistemas que piensan de forma racional, se dedican al pensamiento lógico y razonan ante un problema.

∗ Sistemas que actúan racionalmente. Imitan el comportamiento humano, se percatan de un problema y actúan para resolverlo.

La inteligencia artificial y más concretamente los robots, acaban de llegar a las empresas y por el momento son muy pocas las que lo han implementado.

En el caso de los Departamentos de Recursos Humanos o de Personas, la aplicación de la inteligencia artificial y de los robots tiene claras ventajas.

Los procesos de selección pueden resultar verdaderamente costosos para las empresas, sobre todo a nivel de tiempo. Los equipos de Recursos Humanos reciben numerosos CVs a diario y deben leerlos, evaluarlos y seleccionar a los perfiles que más encajan en el puesto ofertado.

En ese proceso puede suceder que el evaluador se equivoque, por supuesto, y no de continuidad a un perfil que sí podría ser interesante.

Para evitar estos elevados costes de tiempo o errores, muchas empresas optan por incorporar tecnología o inteligencia artificial a sus procesos de selección.

En el caso de los Recursos Humanos, la Inteligencia Artificial sirve para simplificar y agilizar los procesos de selección de personal. Sobre todo se aplicaría a tareas repetitivas y de gran volumen dentro del proceso.

También serviría para mejorar la experiencia del candidato, por ejemplo eliminando tiempos de espera desde que envían el CV hasta que son contactados. Los robots podrían mantener informados a los candidatos durante todo el proceso de selección.

Esta Inteligencia Artificial para los recursos humanos podría ser aplicada a través de un software, chatbots o entrevistas digitalizadas. Los diferentes algoritmos informáticos permiten evaluar y clasificar la información instantáneamente, trabajo que podría costar días o semanas a un experto en selección.

Con la introducción de esta tecnología, el perfil del reclutador cambiará. Deberá adaptarse y tendrá un papel más proactivo, ya que su labor estará más centrada en evaluar el talento de la persona, una vez seleccionada previamente. Las entrevistas personales cobrarán una mayor importancia, favoreciendo las relaciones personales y pudiendo determinar mejor si el candidato es afín o no con la empresa. La decisión final seguirá siendo del reclutador, pero tomará esta decisión con mayor conciencia gracias a que podrá invertir más tiempo en conocer a la persona.

El proceso de selección también cambiará. Tendremos que aplicar los parámetros a evaluar por el robot en cada momento y asegurarnos de que todo funciona bien, pero con ello ahorraremos tiempo que podremos dedicar a otras tareas.

Al seleccionar a los candidatos con criterios objetivos como su formación o experiencia, se eliminan los posibles factores discriminatorios en el proceso.

Robots en procesos de selección
Fuente prnoticias.com

En este sentido, el pasado mes de octubre pudimos ver en la International HR Conference Barcelona, como la robot humanoide Sophia tiene capacidades para ser captadora de talento y gestionar entrevistas.

La propia Sophia decía que los robots pueden encargarse de las tareas tediosas y nosotros, los humanos, de las tareas más creativas. Nuestro trabajo claramente sería complementario, en ningún caso la labor de los robots sustituiría el trabajo de los equipos de recursos humanos. Los Robots han llegado para ayudarnos, sacar adelante tareas de forma más rápida y así tienen que ser vistos, como complemento a nuestro trabajo.

Factores como la creatividad, la imaginación, la empatía…son características intrínsecas del ser humano, por lo que jamás un robot podrá llegar a sustituirnos.

Las nuevas tecnologías tienen que ser vistas como aliadas y debemos adaptarlas e integrarlas a nuestras necesidades, porque solo así podremos continuar creciendo y evolucionando.

[Total:1    Promedio:5/5]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *