TE INTERESA

Queremos compartir contigo algunos de los temas que nos inspiran, que nos invitan a reflexionar, crecer y evolucionar. Un punto de encuentro para visibilizar la realidad y los retos de nuestro sector.

Recursos humanos

“Consultora de Recursos Humanos” o “Consultora de Personas”

Las Consultoras o Departamentos de Recursos Humanos pasan a serlo de personas y hoy vamos a ver por qué nosotros creemos en este nuevo término.

Podríamos decir que talentiam es una “Consultora de Recursos Humanos” pero nosotros ya no nos sentimos identificados con esta definición. Somos una “Consultora de Personas”. Quizás pensais que es lo mismo, pero no.

talentiam se define como Consultora de Personas

Una Consultora de Recursos Humanos tradicional da servicios a sus clientes en el área de selección, asesoría, administración del capital humano…Una empresa se pone en contacto con la Consultora por ejemplo para contratar sus servicios de selección y los consultores son los encargados de facilitar que esta contratación se lleve a cabo.

En todo este proceso, nosotros echamos de menos algo. ¿Dónde están las personas, la humanización, el trato de cada individuo como un ser único? Para talentiam lo más importante son las personas, tanto en el caso de los candidatos como en el de los clientes.

Si trasladamos esta diferenciación a los Departamentos de Recursos Humanos o los Departamentos de Personas, vemos que igualmente las empresas han evolucionado o tienen que evolucionar en este sentido.

El concepto de Recursos Humanos hace referencia a las capacidades o habilidades físicas como un capital más del que dispone la empresa. Las personas o el capital humano hablan de diferenciación, del aporte que cada miembro del equipo hace a la empresa. En este segundo caso se toman muy en cuenta las aportaciones, conocimientos y experiencias que traiga la persona a la organización.

En este sentido, tenemos que diferenciar también entre la Gestión del talento y la Gestión de los Recursos Humanos. La gestión del talento se refiere a las estrategias de la empresa para hacer el mejor uso de su capital humano, cumplir con los objetivos, pero priorizando a las personas, su desarrollo y felicidad en su trabajo. En la gestión de talento se dejan de lado las jerárquias y se involucra a todo el equipo en la empresa.

Los Departamentos tradicionales de Recursos Humanos se centran en los logros pasados, en lo que diga el currículum sobre el candidato, mientras que las compañías que trabajan desde una perspectiva humana o de personas, van más allá, tienen en cuenta el futuro de las personas, sus aspiraciones e inquietudes.

Centrarnos en el currículum, la entrevista tradicional, los test psicométricos y la solicitud de referencias para mí es un error porque ninguna de ellas habla del futuro de las personas (a excepción de la entrevista que dependerá de las habilidades del entrevistador al preguntar) sino más bien de su pasado. Por supuesto, todas ellas son herramientas en las que apoyarnos a la hora de seleccionar el mejor talento, pero como gestores de personas tenemos la responsabilidad de ver el talento de cada candidato y más adelante de cada miembro del equipo, ver el potencial que tienen para la empresa. El pasado es un conjunto de datos referenciales, el presente es el punto de partida y el futuro es el fundamento, donde vamos a llegar como trabajadores y como empresa.

Características del sistema tradicional de Recursos Humanos frente al sistema actual de Personas

Estamos ante una tendencia clara, lo vemos con nuestros clientes y colaboradores. Pero ¡OJO!, no estamos ante un cambio de nomenclatura, es un cambio REAL. Las diferencias entre un modelo y otro son muchas.

Las empresas que apuestan por los nuevos conceptos relacionados con las personas se mueven alrededor de 4 pilares:

  • Estrategia
  • Desarrollo
  • Potencial
  • Flexibilidad

Estrategia en cuanto al diseño de acciones para ayudar a las organizaciones a hacer el mejor uso de su capital humano; Desarrollo del talento con el que cuenta la empresa, ligado a potenciar un plan de crecimiento y liderazgo llevando a los mejores talentos a las posiciones estratégicas de la empresa. Para ello cobran especial relevancia los entrenamientos, el desarrollo personal y las entrevistas de permanencia. Ayudar a lograr los objetivos personales para fomentar así la retención del talento; y Flexibilidad para que sea el empleado el que gestione su propio tiempo, frente al hermetismo de las empresas tradicionales.

Aplicando estos 4 conceptos, las ventajas para las empresas de este cambio de mentalidad son claras. Potenciando a las personas, la organización mejora sus resultados, aprovecha sus fortalezas e identifica los puntos débiles. Los trabajadores están más comprometidos y son más responsables de sus acciones. Son más productivos, innovadores y flexibles, a la vez que sienten cómo en la empresa tienen una oportunidad de desarrollo.

Beneficios para las empresas del sistema de gestión de personas

Después de todo lo que os he contado, solo queda mirar hacia dentro de nuestras empresas, de nuestros departamentos y valorar si somos Consultoras de Recursos Humanos o de Personas, Departamentos de Recursos Humanos o de Personas, Gestores de Recursos Humanos o de Personas…

[Total:1    Promedio:5/5]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *