TE INTERESA

Queremos compartir contigo algunos de los temas que nos inspiran, que nos invitan a reflexionar, crecer y evolucionar. Un punto de encuentro para visibilizar la realidad y los retos de nuestro sector.

Sostenibilidad

El ecommerce también habla de sostenibilidad: cómo hacer los envíos más «eco»

Hoy hablamos sobre los envíos en el mundo del ecommerce y de cómo podemos lograr se ajusten a las pautas idóneas de sostenibilidad. Con cambios como reducir la cantidad de plástico o ajustar el tamaño de las cajas.

Muchas veces cuando empleamos el término sostenibilidad en el mundo de la moda hablamos de tejidos, fabricación o adaptación del punto de venta, ¿pero qué hay del ecommerce? Según un estudio que leemos en Statista, un 69% de consumidores de moda en España compran a través de canales digitales. Así que las empresas enfocadas en la venta online también tienen que preocuparse por abogar una conducta sostenible. Uno de los principales puntos que nos preocupa hoy en día son los envíos. O mejor dicho, cómo se producen estos envíos.

Dejando a un lado la huella de carbono que genera el transporte masivo de mercancías, sea por carretera, mar o aire, nos preocupa la cantidad de plástico y embalaje no reciclable que se usa para envíar prendas de ropa. En talentiam estamos muy comprometidos con la sostenibilidad y nos hacemos eco de un artículo publicado en fashionunited.es en el que profundizan en «nuevos conceptos para el envío sostenible de paquetes».

Como ya hemos comentado, el uso ilimitado de plástico es un motivo que genera preocupación en el sector. El consumidor suele recibir paquetes repletos de capas y capas de plástico, un material que cuesta mucho de eliminar. «En lugar de utilizar almohadillas de aire de plástico, los comerciantes pueden utilizar papel reciclado como material de relleno, o chips de amortiguación hechos de almidón de maíz, lana de madera y acolchado de cartón corrugado. Además, si es posible, las bolsas de transporte deben estar diseñadas de forma que puedan utilizarse varias veces. Por ejemplo, ofreciendo un servicio de entrega gratuita a los clientes finales. Las bolsas se vuelven a procesar y se utilizan de nuevo para el envío con el siguiente pedido». Así, logramos darle una segunda vida a los materiales.

A todo esto le sumamos la gestión de las cajas de envío. «Los envases de cartón más resistentes pueden utilizarse varias veces. Pero los comerciantes también pueden recurrir a cajas de plástico que pueden reutilizarse cientos de veces. Así se ahorran recursos de madera para la producción de cajas de cartón. También utilizar cinta de papel en lugar de la de plástico es preferible para un envío sostenible. Por último, pero no por ello menos importante, también significa reducir el material de embalaje. Y el tamaño del envío juega aquí un papel decisivo».

Ahora pasamos a hablar de los tamaños. Porque sí, muchas veces recibimos productos pequeños en cajas gigantes, y eso es un gran problema. «Esto tiene varios efectos negativos sobre la sostenibilidad: por un lado, se necesita mucho más material de envasado del necesario. Por otra parte, el tamaño de los paquetes tiene múltiples efectos en las distintas rutas de transporte, desde la primera hasta la última milla». Seguro que muchos de nosotros no lo habíamos pensado, pero «cuanto más grande sea el envío, más espacio necesitará en el vehículo de reparto. Los trayectos en vacío son uno de los mayores problemas del transporte marítimo sostenible».

Por último, debemos hacer hincapié también en la educación «verde» que debería tener el consumidor. No es sostenible comprar por comprar y generan un sinfín de devoluciones. Los vendedores tienen varias alternativas para enseñar a sus clientes. «Una posibilidad es indicar la huella ecológica de un pedido en términos de emisiones. Pero, sobre todo, hay que abordar el tema de las devoluciones. Es especialmente importante reducirlos en el comercio de la moda en línea».

Asimismo, «los minoristas de la industria de la moda no solo actúan de forma más eficiente, sino que el medio ambiente también se beneficia de un enfoque ecológico de los recursos que se nos dan. Como efecto secundario positivo, los minoristas también aumentan la fidelidad de los clientes: una situación en la que todos ganan». La clave del éxito en este campo reside en una mejoría conjunta, tanto de la estrategia enfocada en sostenibilidad de las compañías como de la consciencia y la ética de los consumidores.

Si quieres conocer todas las novedades del sector Fashion-Retail síguenos en nuestras Redes Sociales (InstagramFacebook y Twitter). ¡Súmate el movimiento verde!

Fotografías | Stella McCartney

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *