Retail/Moda

La ‘retailización’ se adueña (sin límites) del sector servicios

Lejos quedan los días en los que el consumidor acataba las órdenes de las empresas. Ahora el poder está en su mano y el «Customer Service» expande su poder en todos los sectores.

El consumidor ya no es lo que era. El retail se ha adaptado a las necesidades de un usuario que se muestra cada vez más exigente. Pero, ¿qué sucede en otros sectores como el de los servicios? La situación actual es muy similar. El usuario desea mucho más que adquirir un producto: el «Customer Service» propio del universo del retail ha cambiado las reglas del juego. El presente (y el futuro) del sector lucha por consolidar la fidelización de un cliente que dispone de ilimitadas opciones. En talentiam somos expertos en el mundo de la moda y el retail; por este motivo, desgranamos cómo la «retailización» se está apoderando de otros sectores.

Interior de la tienda @lemillindia
Interior de la tienda @lemillindia

La importancia del «Customer Service»

El servicio al cliente experimenta un momento de alta demanda por parte del consumidor. Lograr un cliente satisfecho era el objetivo a conseguir hace unos años, pero ahora no es suficiente. Los usuarios, hiperconectados, quieren vivir una experiencia única y exigen que se tengan en cuenta sus opiniones y experiencias. Además, tienen la tecnología en su mano en todo momento; compran por Internet y se comunican constantemente a través de sus dispositivos en los locales físicos. Los usuarios quieren contar y compartir cada paso de su experiencia y el «Customer Service» debe amoldarse a esta nueva situación.

La opinión del cliente tiene más valor que nunca. Los usuarios tienen la necesidad de hacer saber al mundo cómo ha sido su experiencia (tanto si ha sido positiva como negativa). Una «review» negativa en Redes Sociales puede hundir a (casi) cualquier negocio en cuestión de minutos. Este hecho no afecta sencillamente a la moda y al retail; los restaurantes, los medios de transporte y los hoteles (entre otros muchos servicios) deben estar al nivel de un exigente público.

Restaurante Habanera, ejemplo de la "retailización" en restauración @Expansión
Restaurante Habanera, ejemplo de la «retailización» en restauración @Expansión

La restauración: el ejemplo perfecto

¿Hace cuánto tiempo que no entras a un local «cool» de tu ciudad y ves una mesa despejada de móviles? El auge de la hiperconectividad del siglo XXI ha conducido a los usuarios a elegir un restaurante por muchos motivos más que la calidad de sus recetas. Grupos gastronómicos como Larrumba o Tragaluz viven un dulce momento gracias a la aplicación del modelo retail en sus negocios.

La decoración de los locales es un factor clave: si diseñas un local «instagrameable» verás como los millennials lo tendrán en su radar. Para los nuevos clientes es imprescindible que el fondo de las fotografías que comparten en sus Redes Sociales cumpla todas las expectativas. No se trata, únicamente, de fotografiar el plato en si (otro punto a tener en cuenta) sino de mostrar la originalidad del local en el que se encuentran. El cliente encuentra la felicidad en poder dar a conocer la calidad de su experiencia.

El nacimiento de servicios de envío a domicilio de comida, como Uber Eats o Glovo, ha elevado (de forma indirecta) la expectativa del consumidor en el restaurante. ¿Para que acudir a un local físico cuando puedes disfrutar del mismo manjar en la comodidad del hogar? La respuesta es fácil: disfrutar de unos instantes en los que sentirse único. El servicio de los restaurantes más exitosos se asemeja a los que ofrecen las tiendas de lujo a sus mejores clientes. El usuario, sea cual sea su estatus económico, desea sentirse especial en todo momento. Un «maître» que atiende sin una sonrisa o que no tiene en cuenta las peticiones concretas de los clientes puede ser el protagonista de una reseña desfavorable en Internet que conduzca al restaurante a la ruina. El modelo tradicional del retail se adueña de los restaurantes más exitosos del mundo.

Anandá Hotel Boutique, ejemplo de la "retailización" en hostelería @Anandá
Anandá Hotel Boutique, ejemplo de la «retailización» en hostelería @Anandá

Los hoteles: las nuevas ‘boutiques’ de moda

¿Quién dijo que a un hotel se iba a dormir? Lejos quedaron los días en que los clientes buscaban una habitación confortable a un precio razonable. Los millennials (y otros sectores de mayor edad) desean mucho más. Por este motivo, los hoteles boutique – nacidos en la década de los 80 en Estados Unidos – gozan de una popularidad insólita. La primera y gran diferencia reside en que un hotel boutique ofrece un servicio de lujo adaptado al siglo XXI. Aquí lujo no es sinónimo de caro: lujo es exclusividad.

Este tipo de alojamientos suelen escoger las mejores localizaciones de la ciudades para estar cerca de los bulevares y zonas de tiendas. Aunque el lujo en el medio rural sigue escalando posiciones, las grandes urbes son las vencedoras de la apuesta. Los propietarios de los hoteles boutique tienen debilidad por los edificios de valor histórico o arquitectónico, al estilo de los grandes grupos del retail y la moda como Inditex, Mango y H&M. Con esta decisión, que acerca sus instalaciones a la categoría de arte, generan ambientes temático que logran que el cliente viaje a una nueva dimensión. Todas las suites son diferentes y pueden presumir de personalidad propia. Los hoteles sin alma son cosa del pasado.

Asimismo, el trato al cliente es íntimo y exclusivo. En un hotel boutique el usuario recibe un trato similar al de un invitado en una cena de viejos amigos. El cliente goza de un servicio personalizado que se ajusta a todas sus peticiones (por peculiares que algunas sean). La intimidad se respeta al máximo y, en algunos casos, no se aceptan niños en sus instalaciones. Los hoteles más solicitados del presente son, sin duda, un claro ejemplo de la «retailización» del sector servicios.

Coche de Cabify, ejemplo de "retailización" en el sector del transporte @Xataka
Coche de Cabify, ejemplo de «retailización» en el sector del transporte @Xataka

Cabify y Uber, los reyes del lujo en el sector transporte

Disponer de un transporte privado a cualquier hora del día, como si de un famoso se tratase, es el nuevo lujo para los millennials. Cabify y Uber (entre otros) han sabido triunfar en un nicho de mercado que los taxistas no tenían ocupado. Coches elegantes, conductores con traje, agua en cartón reciclable con tapón de caña de azúcar (ser «eco» también es un factor clave) y la playlist que el usuario prefiera son algunos de los lujos que han conducido a este servicio a la cima.

Por un módico precio, que puede ser el mismo que el que ofrecen los transportes públicos de las principales ciudades, el usuario disfruta de una experiencia única de puerta a puerta. Además, el cliente obtiene este servicio desde su dispositivo móvil sin tener que realizar ningún esfuerzo. Facilitar al máximo la accesibilidad es un punto importante para lograr la fidelidad del consumidor. Ya no existe diferencia entre la experiencia que el cliente disfruta en una tienda de lujo tradicional a la que puede vivir en un viaje de Cabify o Uber.

Las características del retail van ganando terreno en otros sectores y vemos cómo el cliente se convierte en el centro del foco de atención. En talentiam estamos a la última en el universo de la moda y el retail y analizamos todas las novedades del sector. Si quieres estar al día del día a día a talentiam, síguenos en nuestras Redes Sociales (InstagramFacebook y Twitter).

noticias moda

«El cuento de la criada» y su influencia en la moda contemporánea

La serie, fruto del imaginario de Margaret Atwood en forma de novela, plantea un futuro distópico donde la moda juega un papel vital. Descubrimos todos los detalles de la influencia de la ficción en la actualidad.

Religión, feminismo, crítica social y moda (entre otros muchos factores) se dan la mano en la ficción de HBO. La adaptación de la novela homónima de 1985, conducida por Bruce Miller, cuenta con Elisabeth Moss como actriz principal. ‘El cuento de la criada’ viaja al año 2005 y plantea una sociedad en ruinas donde los recursos están agotados. Además, la humanidad se enfrenta a una de las peores crisis de natalidad nunca vista. Como consecuencia, se origina una reorganización social (con una gran influencia religiosa) que divide la sociedad en un sistema de castas. En este duro contexto nace la figura de la criadas, las únicas mujeres fértiles obligadas a poner su cuerpo al servicio de un poderoso grupo de hombres con el único objetivo de asegurar la reproducción.

La serie, que empezó su emisión en 2017, aparece en un momento en que los roles femeninos, la concepción del cuerpo y la sexualidad de la mujer están en el ojo del huracán. Las criadas, vestidas con un sombrero-cofia y uniforme color rojo sangre, se han convertido en un icono de la moda que numerosas firmas emplean como inspiración. En talentiam analizamos cómo ha influido la ficción en el sector Fashion-Retail.

'El cuento de la criada' y su influencia en la moda contemporánea @Harper's Bazaar
‘El cuento de la criada’ y su influencia en la moda contemporánea @Harper’s Bazaar

«Nunca deberían habernos dado uniformes si no querían que seamos un ejército»

La tendencia militar (o military trend) protagoniza más editoriales que nunca. Los uniformes, prendas icónicas de este estilo, son una pieza clave en ‘El cuento de la criada’. La frase «Nunca deberían habernos dado uniformes si no querían que seamos un ejército», formulada por la protagonista de la serie, supuso un antes y un después en el desarrollo de la ficción. Formar parte de un ejército es sinónimo, en el universo de la moda, de diseños utilitarios donde la funcionalidad alcanza su máxima importancia. Un buen ejemplo del auge de esta tendencia es la firma londinense M.C.Overalls, fundada en 1908 pero reestablecida (curiosamente) en 2017. La marca británica formula contemporáneos diseños con un eje en común: las prendas creadas para los trabajadores. M.C.Overalls propone diseños funcionales y atractivos que generan verdaderos ejércitos de la moda.

'El cuento de la criada' y la tendencia militar @M.C.Overalls
‘El cuento de la criada’ y la tendencia militar @M.C.Overalls

Color e identidad

La paleta cromática posee un especial poder en ‘El cuento de la criada’. Las protagonistas, teñidas de rojo pasión, simbolizan la fertilidad y la sangre. El principal objetivo de estas figuras es asegurar la reproducción y el color de sus ropas así lo defiende. La feminidad bebe de la tonalidad que desprende pasión y sensualidad en todas sus variantes. El color rojo se ha convertido en símbolo del poder feminista y de luchas relacionadas con la causa como la petición del derecho al aborto de varias naciones. La mujer en rojo crea su propia identidad y firmas como Gucci, Parlem Harding y Brandon Maxwell han adoptado este tono en sus colecciones Spring/Summer 2019.

'El cuento de la criada' y el poder del color rojo @Gucci @Parlem Harding @Brandon Maxwell
‘El cuento de la criada’ y el poder del color rojo @Gucci @Parlem Harding @Brandon Maxwell

El sombrero estilo cofia: la represión de la mujer y el poder de la religión

Uno de los elementos característicos del atuendo de las criadas es la cofia blanca. Estos tocados – originarios de la Edad Media – gozaron de su máxima popularidad en la Inglaterra del siglo XII gracias a la llegada de las influencias protestantes de Holanda. A lo largo del siglo XX adoptaron una profunda relación con el universo profesional y el uniforme. El modelo que lucen las criadas – especialmente cerrado – limita su campo de visión y anula su personalidad. De este modo se convierten en ganado reprimido que siente, de forma directa, como se limita su poder de decisión individual. Diseñadores como Vera Wang, Valentino y Mila Schön han incluido en sus últimos desfiles una versión propia inspirada en el tocado de ‘El cuento de la criada’. 

'El cuento de la criada' y el sombrero cofia @VeraWang @Valentino @MilaSchon
‘El cuento de la criada’ y el sombrero cofia @VeraWang @Valentino @MilaSchön

Opresión y empoderamiento según Vaquera

La firma Vaquera presentó, el pasado 2017, una colección con la que paradójicamente simboliza al mismo tiempo opresión y empoderamiento en una sinagoga neogótica del Lower East Side. Todas las propuestas de la colección están cargadas de simbolismo y recordaban a las capas rojas y los sombreros blancos con los que visten las criadas en la ficticia República de Gilead. Una adaptación contemporánea que plantea las mismas problemáticas que la serie y que defiende la libertad de la mujer.

'El cuento de la criada' y la adaptación de @Vaquera
‘El cuento de la criada’ y la adaptación de @Vaquera

‘El cuento de la criada’ deja atrás la ficción para convertirse en una realidad social. Margaret Atwood creó en 1985 un relato que se adapta, a la perfección, al contexto de nuestro días. Este análisis demuestra, una vez más, como moda y sociedad van de la mano para hacer historia. Si quieres seguir nuestras publicaciones y estar a la última de las novedades del sector Fashion-Retail, síguenos en nuestras Redes Sociales (InstagramFacebook y Twitter). ¿Tú también eres fan de ‘El cuento de la criada’?

Retail/Moda

Raquel Sánchez Montes y las tendencias de moda en Asia

La trend forecaster especializada en moda y ex miembro del equipo de talentiam, nos dedica unos minutos para hablar – entre otros temas – sobre las tendencias más punteras que reinan en Asia.

La moda nace y vive en Asia. El continente más grande del mundo se ha convertido en el lugar donde florecen las nuevas tendencias que, posteriormente, viajan por todo el globo. Por motivos como este, los especialistas del sector que desean ir un paso más allá, como Raquel Sánchez, encuentran en Asia un oasis de inspiración. La población asiática adelanta a sus competidores occidentales y gana la batalla en moda. Según theluxonomist, se estima que en el continente asiático las ventas online lleguen a duplicarse en los tres próximos años, hasta llegar a  la cifra de tres billones de dólares en 2021. Este dato no habla, únicamente, del poder económico de Asia, también hace referencia al interés de sus miembros por el universo Fashion-Retail. No hay límites geográficos para el equipo de talentiam; volamos hasta Guangzhou para entrevistar a Raquel Sánchez Montes en primera persona.

Raquel Sánchez Montes, trend forecaster en China @raquelsanchezmontes
Raquel Sánchez Montes, trend forecaster en China @raquelsanchezmontes

1. Trabajas como Trend Forecaster en Guangzhou, al sur de China, pero has nacido en España. ¿Nos podrías contar cómo ha sido el camino profesional que te ha llevado a cazar tendencias de moda en China?

Pienso que todo pasa por alguna razón. No sé si es destino o pura coincidencia, pero realmente hay 5 personas que me han ayudado a construir la fashion girl que soy hoy en día. Mis padres, ayudándome a disfrutar de la simple life y de los pequeños detalles. Gustavo Sánchez, mi amigo más veterano, él me cambió la vida descubriéndome aquellas cosas que no tenia ni idea de que existían hasta entonces. Isabel Berz, siempre digo que es como mi “ángel de la guarda”, la persona que convirtió la moda en mi gran pasión. La última persona es Casper, por quién estoy hoy en China. Trabajamos juntas en Zara y nos hicimos amigas. Un día me mandó un email ofreciéndome una posición de Trend Forecaster en Exception de Mixmind. Cuatro años después aquí sigo: China es ahora mi casa, el lugar donde encuentro paz en medio del caos.

  • 2. ¿En qué consiste un día rutinario en tu trabajo?

Mi día a día no es muy rutinario, pero normalmente me dedico a hacer reports de tendencias y producto para el equipo de diseño. También ayudo con moodboards y research de imágenes de inspiración y doy soporte de estilismo al equipo comercial y de marketing. Ahora también estoy a cargo de los proyectos de colaboración a nivel internacional.

Streetstyle en Asia @raquelsanchezmontes
Streetstyle en Asia @raquelsanchezmontes

3. En Europa observamos cómo la población asiática va un paso por delante en cuanto a tendencias: ¿Cuál crees que son las principales disimilitudes entra la mentalidad europea y asiática que provocan que la población oriental esté más abierta a adoptar tendencias más arriesgadas?

Los asiáticos son compradores compulsivos y se atreven a arriesgar más que los Europeos. Hay una fuerte tendencia hacia el individualismo. Quieren ser diferentes y sentirse especiales; de ahí que estén mucho más abiertos a probar cosas nuevas y menos convencionales que los Europeos.

  • 4. Los jóvenes chinos llegan pisando fuerte en cuanto a moda se refiere (son atrevidos y parecen no tener problemas para innovar). ¿Notas mucha diferencia entre los distintos segmentos de población según la edad?

Sí que se perciben diferencias. Por ejemplo, hay una fuerte tendencia hacia el streetwear y el hip hop por parte de la población más joven.  Sin embargo, la población más adulta prefiere lo minimal, timeless, el producto simple y de buena calidad que pueden usar varios años. El lema Less is more es una realidad en China hoy en día.

Streetstyle en Asia @raquelsanchezmontes
Streetstyle en Asia @raquelsanchezmontes

5. En talentiam apostamos por los jóvenes creadores, así que nos encantaría saber qué diseñadores chinos emergentes deberíamos tener en nuestro radar.

La verdad es que hay mucho talento en China y puedo nombrar bastantes diseñadores. Entre mis favoritos están: PhaedoStudios, Ffixxed Studios, Angel Cheng, Pronounce, Calorine Hu, Sagittaire-A, Peng Tai, Renli Su, Sushu Tong, Ximon Lee, I am Chen, Xu Zhi, Untitlab, Percy Lau…

  • 6. Además de los nuevos rostros, nos gustaría conocer los diseñadores chinos consolidados que gozan de más popularidad en el país. ¿Qué nombres son los reyes de la escena en China?

Por Supuesto Uma Wang es una de las diseñadoras más consolidadas. Aunque hay otros nombres populares como Exception de Mixmind, Ziggy Chen, Xander  ZhuoBanxiaoxue, Wuyong, Sankuanz…

  • 7. Pasamos a hablar sobre el universo del retail, ¿Nos podrías recomendar las mejores tiendas para comprar piezas únicas y originales en territorio Chino?

Algunas de mis favorita son: 25 store, The52 y Locus en Hangzhou. En Shanghai, Autumn Sonata, The Mix Place y Donggliangor y Blank. En Guangzhou me quedo con The Fashion Door, The Hills y Fangsuo Commune. En Beijing IT Dover Street Market, Triple Major y Anchoret. Por último, en Chengdu, me quedo con Dressing For Fun y Fangsuo Commune.

Streetstyle en Asia @raquelsanchezmontes
Streetstyle en Asia @raquelsanchezmontes

8. ¿Cuáles crees que van a ser las tendencias predominantes durante las próximas temporadas?

La sostenibilidad y el respeto al medio ambiente. El consumidor Chino cada vez está más concienciado y el gobierno también está apoyando esta tendencia. Sin duda, es uno de los temas más candentes en China ahora y en el futuro próximo.

  • 9. Más allá de los países asiáticos, ¿Qué ciudades a nivel internacional nos recomiendas para adelantarnos a las tendencias?

África, en especial recomendaría ir a la Arise Fashion Week en Lagos, Nigeria. Pienso que India también es un país que va a dar bastante de qué hablar en cuanto a tendencias se refiere.

  • 10. Por último, en talentiam nos apasiona hablar sobre el futuro del sector. En la actualidad, Asia es el epicentro del mundo de la moda y el retail, pero nos preguntamos cuál va a ser el próximo mercado protagonista a nivel mundial. ¿Cuál crees que será el nuevo reino geográfico de la moda en un futuro cercano?

Creo que India es y será el próximo mercado protagonista en cuanto al sector moda se refiere.

Raquel Sánchez Montes, trend forecaster en China @raquelsanchezmontes
Raquel Sánchez Montes, trend forecaster en China @raquelsanchezmontes

El equipo de talentiam se enorgullece al ver que sus ex miembros viven su pasión por la moda y el retail alrededor del mundo. Si quieres seguir nuestras publicaciones y estar a la última de las novedades del sector, síguenos en nuestras Redes Sociales (InstagramFacebook y Twitter). ¡Muchas gracias por tus palabras, Raquel!

Sostenibilidad

Los tejidos más sostenibles al alcance de nuestra mano

En talentiam queremos daros la información necesaria para que conozcáis cuáles son los tejidos menos contaminantes y que tengáis la oportunidad de comenzar a ser más sostenibles sin perder de vista la moda. ¿Cuántos de ellos conocíais ya?

En el mes que se celebra el día de los océanos hemos querido dedicar un post a la importancia que tiene la elección de los tejidos de nuestras prendas a la hora de comprar moda.

Cada granito de arena cuenta, y mucho, a la hora de frenar el cambio climático y conseguir un planeta más sostenible. Los datos son alarmantes y debemos asumir nuestra responsabilidad de manera inmediata si queremos seguir viviendo la vida tal y como la conocemos.

Según estudios recientes, en Europa se desechan seis millones de toneladas de productos textiles al año y sólo un 25% son reutilizados. Unas cifras que, sin duda, hacen que tu huella ecológica tenga un mayor impacto en el cuidado del planeta; ya que la industria textil es la segunda más contaminante después de la del petróleo. Pero ¿conocemos realmente las razones por las cuales nuestra ropa contamina tanto?

Más allá del consumo de agua, la emisión de tóxicos o los vertidos de sustancias contaminantes al agua, nuestro ecosistema se ve atacado por una amenaza aún mayor pero imperceptible a nuestros ojos: las microfibras.

En los últimos años se ha descubierto que las microfibras sintéticas que se desprenden al lavar nuestra ropa están contaminando el agua de nuestros océanos, además de ser asimiladas por los organismos acuáticos.

microfibras contaminación sostenibilidad
actividades-mcp.es

La alarma se ha disparado cuando se ha publicado un estudio realizado por la Universidad de California, en el que se puede leer que como media se desprenden 1,7 gramos de microfibras en cada lavado. Esas fibras viajan por el sistema de desagüe hasta alcanzar ríos, lagos y océanos.

Las microfibras sintéticas son muy peligrosas ya que contienen sustancias tóxicas que son asimiladas por los animales y se van bioacumulando a lo largo de la cadena trófica hasta llegar a nosotros.

Algunas compañías han comenzado a fabricar nuevos tejidos utilizando botellas de plástico recicladas que a primera vista parece una magnífica solución. Sin embargo, en su elaboración las botellas se transforman en millones de microfibras para confeccionar las prendas de vestir. La comunidad científica cuestiona esta estrategia ya que esta solución puede llegar a ser incluso más contaminante que reciclar esa botella.

No son sólo un problema que afecta a los océanos sino también a las aguas continentales. Según Abigail Barrows, principal investigadora del Global Microplastics Initiative, en más de 2.000 muestras analizadas procedentes de agua dulce y marina  (90% de las muestras) están presentes las microfibras. Es decir, están presentes en nuestro día a día y pueden traernos consecuencias terribles en un futuro que aún ni si quiera conocemos.

Siempre la mejor solución es dejar de utilizar prendas elaboradas con tejidos sintéticos y optar por tejidos naturales, además de minimizar el uso de productos elaborados con plástico. Hemos estado investigando cuáles son los tejidos biodegradables más sostenibles y seguro que muchos de ellos ya los conocías:

Tencel o Lyocell

El tejido más sostenible y ecológico. Es una fibra 100% natural, de origen vegetal que se obtiene a partir de la pulpa de la madera mediante un proceso de fabricación totalmente ecológico. Se produce exclusivamente a partir de la pulpa de madera de árboles de eucalipto certificada por el Forest Stewardship Council (FSC) y la fibra lleva el sello de calidad Pan-European Forest Council (PEFC).

Los tejidos fabricados con lyocell son resistentes, tienen tacto suave y se drapean tan fácilmente como la seda. Además tiene la propiedad de absorber la humedad en función de la temperatura de la piel, y por eso llevarlo resulta tan cómodo. Es perfecto para las personas de piel sensible. También es muy resistente a la formación de arrugas y se puede lavar en lavadora. Podemos encontrarlo en acabados varios como el denim, satinados y brillantes o punto tejido parecido a las camisetas de algodón aunque muchísimo más suave. Al ser una fibra natural también es biodegradable, lo que convierte su vida en un proceso circular.

oceanos sostenibilidad tejidos
islabonitamoda.es

Algodón orgánico

Cultivado en campos sin pesticidas, herbicidas, fertilizantes químicos sintéticos y sin químicos tóxicos, que muchas veces tu cuerpo absorbe al estar en contacto con tu piel. Además debería ser cultivado en condiciones justas para los trabajadores. Cada vez son más las cadenas de fast fashion que se han unido a contar entre su colección con prendas fabricadas en este tejido. Puedes encontrarlas por su etiqueta distintiva en tiendas como H&M, C&A o Zara.

Lino

Confeccionado a partir del tallo del lino o linaza (Linum usitatissimum). Su cultivo se remonta al antiguo Egipto (siglo IV a.C.).  Es una fibra natural reciclable y sostenible que tiene muchísimos usos gracias a su resistencia y gran versatilidad. Es perfecto para el verano ya que transmite una gran sensación de frescor y que además ¡es tendencia!

Lana orgánica

Es lana proveniente de ovejas con pastos orgánicos y toda su limpieza se hace sin aditivos, blanqueadores o solventes. Su resultado es un tejido de larda duración, biodegradable, muy resistente e hipoalergénico.

Bambú

Se hace con la pulpa del bambú y se blanquea sin cloro, se saca muy fácilmente y no necesita ningún químico, además necesita menos agua que otras telas para su elaboración. Es antimicrobiana, tiene propiedades antialérgicas, protege de las radiaciones ultravioletas y es un regulador termal (cálido en invierno y fresco en verano).

Cáñamo

Confeccionado a partir del tallo de la planta de Cannabis, también es un tejido muy antiguo, en China se hace referencia a su explotación desde hace unos 8000 años.
Produce un tejido suave y delicado con el que se puede producir desde fina lencería hasta vestidos de alta costura.

Si algo nos debe quedar claro es que el cambio climático es una realidad, que la destrucción de nuestros océanos no tendrá vuelta atrás y que debemos empezar a tomar conciencia de ello a nivel individual desde ya. Esperamos que este post os haya animado a empezar con un estilo de vida más sostenible sabiendo que no está reñido con la moda y estar a la última en tendencias.

Nos interesa mucho vuestra opinión, por eso nos gustaría saber qué os ha parecido y qué tipo de contenido un gustaría leer próximamente. Os invitamos a seguirnos  en nuestras Redes Sociales (InstagramFacebook y Twitter). ¡Bienvenido a la familia talentiam!

Retail/Moda

¿Por qué ya no son tan asequibles los precios del «fast fashion»?

Las nuevas tendencias del mercado se traducen en un incremento en el precio de las prendas del «fast fashion». Sigue leyendo si quieres descubrir el por qué de este fenómeno que está cambiando las reglas de la industria.

El «fast fashion» está en pleno proceso de cambio. La economía global, las nuevas preocupaciones del consumidor y la velocidad que exige el mercado son factores clave de esta evolución. Asimismo, la compleja situación política a nivel internacional también entra en juego. La suma de todos estos puntos genera que la moda «low cost» replantee una de sus principales características: la asequibilidad de sus precios. El poder de la economía circular ejerce presión en una industria que ha sido cuestionada por posibles desigualdades y abusos que ofrece la Tierra. En talentiam apoyamos una moda con conciencia y analizamos el por qué de la subida de precios del sector ‘fast fashion’.

Fábrica de moda en Asia @ocasia.es
Fábrica de moda en Asia. @ocasia.es

La «neo relocalización» de la moda (o el nacimiento del “nearshoring”)

La producción en puntos de Asia ya no es tan económica como antes. La lucha por los derechos humanos ha logrado que los salarios de los trabajadores de las fábricas asiáticas sean más altos. Ahora los ‘puntos calientes’ de fabricación a nivel mundial están bajo la lupa de las principales organizaciones de derechos humanos. Este cambio ha producido que la brecha entre los costes asiáticos y los de “cercanía” haya disminuido significativamente.

Países como Estados Unidos ven su futuro en México y zonas como Europa encuentran en Turquía, Portugal y el Norte de África puntos estratégicos para conseguir una producción rápida y a un coste razonable para sus intereses. ¿Qué produce esta modificación en la estrategia de algunas compañías de la industria? Ahora encontramos nuevos productos en tiendas como Zara y Mango cada semana, pero el precio de estas prendas asciende como la espuma debido a su fabricación «próxima» denominada «nearshoring».

El ritmo frenético de consumo

Como hemos comentado en el apartado anterior, el «nearshoring» favorece la veloz entrada y salida de productos de las tiendas. Esta nueva tendencia produce un recorte en la cantidad de unidades confeccionadas por modelo pero un ascenso en el número de prendas por colección. Parte de los consumidores (cada vez más deseosos de novedades) no son conscientes de los costes de producción que conlleva este hábito. Los equipos de diseño crecen, la fabricación se dispara y la logística se acelera. Encontrar productos nuevos a diario en las tiendas «fast fashion» es el resultado de un desequilibrio en la cadena productiva que se ve reflejado en lo que gasta el usuario en cada compra.

Costureras trabajan en la fábrica de Crispim Abreu en Serzedelo @elespanol.com
Costureras trabajan en la fábrica de Crispim Abreu en Serzedelo. @elespanol.com

La era del e-commerce

El comercio online escala posiciones a un nivel frenético. Según modaes.es, más de 11,9 millones de consumidores españoles adquirieron en 2017 algún artículo de moda en Internet. Aunque a priori este dato puede resultar sonriente para las empresas, nada más lejos de la realidad. En moda se devuelve cerca del 30% de las prendas que se ha comprado online y este dato pasa factura. Algunos especialistas han bautizado el e-commerce como ‘el negocio de ida y vuelta’ – según elmundo.es – y es un nombre que se ajusta perfectamente a la realidad.

Muchas empresas del sector ya incluyen en sus presupuestos anuales una partida llamada «pérdidas por devoluciones». Éstas perdidas engloban factores como los gastos en logística, los errores humanos en los procesos de devolución o los productos que «desaparecen» en el camino. Empresas como Amazon están comenzando a sancionar a los clientes que devuelven más productos de los que compran pero aún queda un largo camino por recorrer. Para poder lidiar con estas nuevas partidas de gastos que provienen del comercio electrónico, las compañías hinchan los precios de sus productos para equilibrar la balanza.

El auge de la sostenibilidad

«El futuro de la moda será sostenible o no será» defienden muchos titulares estos últimos meses. La tendencia «slow fashion» abre paso con unas prácticas que favorecen la salud del Planeta Tierra. Este nuevo movimiento entiende una moda que respeta las prácticas comerciales justas, evita la explotación infantil y tiene en cuenta las materias primas y los costes medioambientales del transporte. Gigantes del «fast fashion», como el grupo Inditex y Mango, ya cuentan con colecciones «eco-friendly» con las que garantizan su compromiso social y medioambiental.

Eso si, no es oro todo lo que reluce, ya que numerosos expertos apuntan a que este tipo de iniciativas son un «lavado de cara» para la imagen de ambas compañías. Más allá de la polémica que rodea a la llegada de la moda sostenible al universo del «low cost», es un paso más hacia un futuro «eco» y tiene un precio. Zara cuenta con un 90% de tiendas eco‑eficientes y con unas oficinas que consumen energía de fuentes renovables que respetan el medioambiente. Todos estos beneficios ambientales se ven reflejados en el coste final de las prendas.

Who made your clothes campaign @fashionrevolution.org
«Who made your clothes» campaign. @fashionrevolution.org

El «nuevo» consumidor

El «ethical living» se apodera de una sociedad que ve morir su fauna y desaparecer sus bosques. El «nuevo» consumidor se muestra preocupado por el futuro de la Tierra y pone todo su esfuerzo en mejorar su conducta. Esta tendencia, que vemos en numerosos aspectos de nuestra vida, tiene un gran impacto en la industria de la moda. Las ventas descienden porque el usuario se ha vuelto más exigente y rechaza el sistema tradicional. La época de las «vacas gordas» en el sector se ha acabado: ahora ya no todo vale. El consumidor quiere saber de dónde provienen los productos y quién los ha elaborado. De este modo, el «Fashion Revolution» o «fashtivism» deja una huella positiva en el planeta con campañas como «Who made your clothes». La transparencia en las políticas de las empresas de «fast fashion» pasa factura en el precio de venta de sus colecciones.

Una vez analizados algunos de los factores que conducen al aumento de los precios en el universo de la moda asequible, en talentiam nos preguntamos: ¿Nos encontramos ante la desaparición del sistema «fast fashion» tal y como lo conocemos hasta el momento? El tiempo dará respuesta a esta compleja pregunta.

Si quieres seguir nuestras publicaciones y estar a la última de las novedades del sector Fashion-Retail, síguenos en nuestras Redes Sociales (InstagramFacebook y Twitter). ¡Bienvenidos familia talentiam!