Retail/Moda

¿Por qué ya no son tan asequibles los precios del «fast fashion»?

Las nuevas tendencias del mercado se traducen en un incremento en el precio de las prendas del «fast fashion». Sigue leyendo si quieres descubrir el por qué de este fenómeno que está cambiando las reglas de la industria.

El «fast fashion» está en pleno proceso de cambio. La economía global, las nuevas preocupaciones del consumidor y la velocidad que exige el mercado son factores clave de esta evolución. Asimismo, la compleja situación política a nivel internacional también entra en juego. La suma de todos estos puntos genera que la moda «low cost» replantee una de sus principales características: la asequibilidad de sus precios. El poder de la economía circular ejerce presión en una industria que ha sido cuestionada por posibles desigualdades y abusos que ofrece la Tierra. En talentiam apoyamos una moda con conciencia y analizamos el por qué de la subida de precios del sector ‘fast fashion’.

Fábrica de moda en Asia @ocasia.es
Fábrica de moda en Asia. @ocasia.es

La «neo relocalización» de la moda (o el nacimiento del “nearshoring”)

La producción en puntos de Asia ya no es tan económica como antes. La lucha por los derechos humanos ha logrado que los salarios de los trabajadores de las fábricas asiáticas sean más altos. Ahora los ‘puntos calientes’ de fabricación a nivel mundial están bajo la lupa de las principales organizaciones de derechos humanos. Este cambio ha producido que la brecha entre los costes asiáticos y los de “cercanía” haya disminuido significativamente.

Países como Estados Unidos ven su futuro en México y zonas como Europa encuentran en Turquía, Portugal y el Norte de África puntos estratégicos para conseguir una producción rápida y a un coste razonable para sus intereses. ¿Qué produce esta modificación en la estrategia de algunas compañías de la industria? Ahora encontramos nuevos productos en tiendas como Zara y Mango cada semana, pero el precio de estas prendas asciende como la espuma debido a su fabricación «próxima» denominada «nearshoring».

El ritmo frenético de consumo

Como hemos comentado en el apartado anterior, el «nearshoring» favorece la veloz entrada y salida de productos de las tiendas. Esta nueva tendencia produce un recorte en la cantidad de unidades confeccionadas por modelo pero un ascenso en el número de prendas por colección. Parte de los consumidores (cada vez más deseosos de novedades) no son conscientes de los costes de producción que conlleva este hábito. Los equipos de diseño crecen, la fabricación se dispara y la logística se acelera. Encontrar productos nuevos a diario en las tiendas «fast fashion» es el resultado de un desequilibrio en la cadena productiva que se ve reflejado en lo que gasta el usuario en cada compra.

Costureras trabajan en la fábrica de Crispim Abreu en Serzedelo @elespanol.com
Costureras trabajan en la fábrica de Crispim Abreu en Serzedelo. @elespanol.com

La era del e-commerce

El comercio online escala posiciones a un nivel frenético. Según modaes.es, más de 11,9 millones de consumidores españoles adquirieron en 2017 algún artículo de moda en Internet. Aunque a priori este dato puede resultar sonriente para las empresas, nada más lejos de la realidad. En moda se devuelve cerca del 30% de las prendas que se ha comprado online y este dato pasa factura. Algunos especialistas han bautizado el e-commerce como ‘el negocio de ida y vuelta’ – según elmundo.es – y es un nombre que se ajusta perfectamente a la realidad.

Muchas empresas del sector ya incluyen en sus presupuestos anuales una partida llamada «pérdidas por devoluciones». Éstas perdidas engloban factores como los gastos en logística, los errores humanos en los procesos de devolución o los productos que «desaparecen» en el camino. Empresas como Amazon están comenzando a sancionar a los clientes que devuelven más productos de los que compran pero aún queda un largo camino por recorrer. Para poder lidiar con estas nuevas partidas de gastos que provienen del comercio electrónico, las compañías hinchan los precios de sus productos para equilibrar la balanza.

El auge de la sostenibilidad

«El futuro de la moda será sostenible o no será» defienden muchos titulares estos últimos meses. La tendencia «slow fashion» abre paso con unas prácticas que favorecen la salud del Planeta Tierra. Este nuevo movimiento entiende una moda que respeta las prácticas comerciales justas, evita la explotación infantil y tiene en cuenta las materias primas y los costes medioambientales del transporte. Gigantes del «fast fashion», como el grupo Inditex y Mango, ya cuentan con colecciones «eco-friendly» con las que garantizan su compromiso social y medioambiental.

Eso si, no es oro todo lo que reluce, ya que numerosos expertos apuntan a que este tipo de iniciativas son un «lavado de cara» para la imagen de ambas compañías. Más allá de la polémica que rodea a la llegada de la moda sostenible al universo del «low cost», es un paso más hacia un futuro «eco» y tiene un precio. Zara cuenta con un 90% de tiendas eco‑eficientes y con unas oficinas que consumen energía de fuentes renovables que respetan el medioambiente. Todos estos beneficios ambientales se ven reflejados en el coste final de las prendas.

Who made your clothes campaign @fashionrevolution.org
«Who made your clothes» campaign. @fashionrevolution.org

El «nuevo» consumidor

El «ethical living» se apodera de una sociedad que ve morir su fauna y desaparecer sus bosques. El «nuevo» consumidor se muestra preocupado por el futuro de la Tierra y pone todo su esfuerzo en mejorar su conducta. Esta tendencia, que vemos en numerosos aspectos de nuestra vida, tiene un gran impacto en la industria de la moda. Las ventas descienden porque el usuario se ha vuelto más exigente y rechaza el sistema tradicional. La época de las «vacas gordas» en el sector se ha acabado: ahora ya no todo vale. El consumidor quiere saber de dónde provienen los productos y quién los ha elaborado. De este modo, el «Fashion Revolution» o «fashtivism» deja una huella positiva en el planeta con campañas como «Who made your clothes». La transparencia en las políticas de las empresas de «fast fashion» pasa factura en el precio de venta de sus colecciones.

Una vez analizados algunos de los factores que conducen al aumento de los precios en el universo de la moda asequible, en talentiam nos preguntamos: ¿Nos encontramos ante la desaparición del sistema «fast fashion» tal y como lo conocemos hasta el momento? El tiempo dará respuesta a esta compleja pregunta.

Si quieres seguir nuestras publicaciones y estar a la última de las novedades del sector Fashion-Retail, síguenos en nuestras Redes Sociales (InstagramFacebook y Twitter). ¡Bienvenidos familia talentiam!

 

noticias moda

No love, no gain (o cómo convertir a los clientes en fans de nuestra marca)

Lograr que tus clientes sean fieles fans de tu marca es el camino que conduce al éxito en un entorno VUCA cada vez más competitivo.

El mundo va más rápido que nunca. La era digital, el auge de la tecnología y la gran cantidad de productos al alcance de los consumidores provoca que éstos sean cada vez más exigentes. Disponer de tantas posibilidades provoca que el cliente sea volátil, cambie constantemente de opinión y que encuentre difícil ser fiel a una única marca. Año tras año, el reto es mayor para las empresas. Por este motivo, el Customer Experience juega un papel determinante. Para alcanzar el éxito es necesario convertir a los clientes en fans de nuestra lovemark. En talentiam trabajamos con usuarios y compañías y analizamos los principales factores que definen el éxito de una marca en 2019.

Lovemark, el futuro más allá de las marcas. @Saatchi.com
Lovemark, el futuro más allá de las marcas. @Saatchi.com

‘Lovemark’, del concepto a la realidad en el punto de venta

Corría el año 2005 cuando llegó a mis manos un libro llamado Lovemarks: El futuro más allá de las marcas, escrito por Kevin Roberts (CEO de la agencia de publicidad Saatchi& Saatchi). La introducción ya logró captar mi atención: “El idealismo del amor es el nuevo realismo de la empresa. Forjando respeto e inspirando Amor, la empresa puede cambiar el mundo”.

A lo largo de todo el libro, la tesis que defiende Roberts afirma que son las marcas las que establecen una relación emocional con los consumidores y no los productos en sí mismos. Las marcas se rodean de un conjunto de aspectos tangibles e intangibles así como valores y experiencias que hacen que los usuarios generen sentimientos hacia ellas. En algunos casos, muchas marcas consiguen que las personas se enamoren de ellas aún sin ser muchas veces consumidores de sus productos.

El propio Roberts recalca: “allí donde hay un cliente enamorado, hay una Lovemark”. Además, defiende que las Lovemarks son creadas por la gente que las ama. Asimismo, pasan a ser propiedad de sus fieles clientes. Desde ese momento, el concepto de Lovemarks ha sido desarrollado (con más o menos éxito) por casi todas las compañías de Marketing. Marcas del nivel de Apple, Starbucks, Harley Davidson, Nike o Supreme son consideradas como Lovemarks.

Ahora bien, si los clientes son los propietarios de la marca, ¿Cómo se vive esto fuera del concepto del marketing? Concretamente: ¿Cómo se convierte en realidad el concepto de Lovemarks en los puntos de venta que visitan esos mismos clientes?

Lovemark. @Semrush
Lovemark. @Semrush

¿Qué está ocurriendo actualmente en el sector retail?

Independientemente de la especialidad, cuando hablamos de retail en la actualidad podemos considerar tres grandes tendencias:

La primera es la Omnicanalidad. Tras una primera etapa de desconfianza por parte de la tienda física hacia la tienda online, las marcas han creado estrategias conjuntas utilizando elementos de ambos canales para potenciar su branding. Por un lado, el e-commerce permite disponer de un escaparate abierto al mundo en todo momento. Por otra parte, la tienda física adquiere elementos de su hermana digital para agilizar procesos y mejorar significativamente la experiencia del cliente: click&collect, posibilidad de reservar online y recoger en la misma tienda, pago digital… Son muchas las innovaciones que estamos viendo en las tiendas tradicionales. De esta forma, se produce una integración entre todos los canales y un branding consolidado.

En este contexto aparece la segunda tendencia, la evolución de la tienda física a showroom. Existe una parte de la experiencia del cliente que nunca podrá ofrecer una tienda online: la vivencia personal. Por tanto, las marcas invierten en nuevos espacios y nuevos conceptos reforzando su imagen. Así cobra fuerza la aparición de flagships y tiendas experienciales. De todas formas, gigantes del canal online como Amazon crean ahora sus propias tiendas físicas porque perciben lo importante que es para el cliente vivir la experiencia en primera persona. Incluso la ubicación de las tiendas cambia hacia formatos de proximidad (Ikea, Leroy Merlin, Decathlon…) para conseguir contactar con el máximo de clientes.

Y, por último, otra gran tendencia es el auge del Branding y la Customer Experience bajo el paraguas del concepto Lovemarks. Ahora las compañías no desean clientes, quieren fans que entiendan la marca como algo trascendental. Este tipo de firmas abrazan el branding para convertir la marca en su principal producto, de modo que cualquier artículo asociado esté amparado por el aura de la marca en sí.

Uno de los elementos clave para lograr ser una Lovemark es la experiencia del cliente. Antes, eran las empresas quienes mandaban sobre el cliente. Hoy, en cambio, es el cliente quién selecciona la marca según la experiencia que recibe. Cómo garantizar una experiencia memorable se ha convertido en la gran prioridad de las marcas. Para alcanzar este objetivo, las empresas se apoyan en grandes drivers como son el Big Data, la innovación digital o el neuromarketing para recrear un ‘viaje del cliente’ (Customer Journey) vinculado a una experiencia inmejorable.

Todos los factores anteriormente expuestos generan que el vendedor juegue un papel fundamental. Los vendedores son embajadores de la marca, ahora se denominan ‘clientes internos’, y sólo un cliente interno apasionado podrá convertir al cliente en un verdadero fan. De este modo, la transformación positiva que está viviendo el retail pasa por valorar más que nunca el trabajo de los equipos de venta.

Lovemark, el futuro más allá de las marcas. @Espacios.net
Lovemark, el futuro más allá de las marcas. @Espacios.net

Cómo convertir al cliente en fan en el punto de venta

La experiencia en el punto de venta triunfa al entender que, actualmente, el interés del usuario se centra en cuatro grandes ejes:

  1. La experiencia perfecta: más allá de las compras por necesidad, el cliente compra por ‘hobby’ o por diversión. La transacción en si misma puede encontrarla en el mundo online. Así que en la visita a la tienda busca algo más, busca la emoción de la experiencia.
  2. ¿Cuál es la propuesta de valor? ¿Por qué tiene que comprar tus productos y no los que encuentra en otra marca? esta es la pregunta que el cliente se hace hoy en día.
  3. La evasión: el cliente busca en el momento de compra un instante de relax y desconexión. Si no encuentra esta sensación, comprará por Internet. Cómo proporcionar esa sensación va a ser clave en la estrategia de Customer Experience de toda marca.
  4. La correcta personalización: ante el boom de estímulos y productos, el cliente busca la marca o el producto que le haga sentir único. Ya sea a través de una configuración de producto personalizada, una selección realizada sólo para él o un mensaje que le avisa personalmente sobre un artículo que le interesa. Hay varias formas de lograr que el usuario se sienta especial, y lograr este objetivo es clave en el entorno VUCA en el que vivimos.

Una vez analizados los principales elementos que conducen a una marca al éxito, en talentiam nos preguntamos: ¿Dónde está el botón que nos permita conseguir todo esto? Por suerte o por desgracia, desconocemos la respuesta a esta pregunta. El tiempo y los avances del poder del marketing nos conducirán a un futuro que ahora no podemos predecir con exactitud.

Si quieres seguir nuestras publicaciones y estar a la última de las novedades del sector Fashion-Retail, síguenos en nuestras Redes Sociales (InstagramFacebook y Twitter). ¡Te esperamos en la gran familia talentiam!

Texto: Luis David (Larry) Rivera Mas, Edición: Anna Pardo Fernández

Retail/Moda

Recogida online automatizada de Zara, ¿la has probado?

Hemos descubierto la recogida automatizada en la tienda de Zara y nos ha impactado positivamente, ¿la conoces? ¿la has probado? Si no sabes en qué consiste, no te pierdas nuestras impresiones al respecto.

La semana pasada me dirigí a la tienda de Zara de Serrano para recoger un pedido online. Cuál fue mi sorpresa al llegar a la tienda, cuando una dependienta me indicó que los pedidos a partir de ahora se recogen en una máquina de forma automatizada.

Conocía ciertos avances que la marca insignia del Grupo Inditex había llevado a cabo, pero todavía no había probado esta nueva forma de recogida y lo cierto es que le ví muchas ventajas.

imagen online Zara

No es de extrañar que marcas de moda como Zara inviertan sus esfuerzos en mejorar la experiencia de compra online cuando somos cada vez más los seguidores de esta forma de compra. El año pasado solo la web de Zara registró 2.418 millones de visitas. Para dar salida a todos los posibles pedidos que reciben, la maquinaria tiene que estar perfectamente engrasada. Todas las partes deben coordinarse a la perfección para que todas las operaciones salgan bien.

En la moda rápida donde a diario nos muestran nuevos productos creándonos una necesidad, queremos también que las entregas sean rápidas. Cuando nos enamora un producto queremos tenerlo inmediatamente en nuestras manos. Por eso Zara entrega en 48 horas a cualquier lugar del mundo.

En cuanto a la logística de los pedidos online, en Zara puedes elegir entre el «same day», el «next day» y la recogida en tienda, siendo esta opción demandada por aproximadamente el 30% de los clientes que compran de forma online.

imagen Zara.com

Cuando hacemos click y formalizamos nuestra compra, empieza a funcionar el sistema de reparto. Normalmente a las dos horas de hacer nuestro pedido comienza este reparto. A las ocho horas la mercancía ya ha sido enviada desde alguna de las plataformas logísticas o stockrooms que Inditex tiene en todo el mundo. El envío a países europeos se hace efectivo en unas 36 horas, y en 48 horas en cualquier destino del planeta.

Si tu elección ha sido la recogida en tienda, cuando te avisen de que tu pedido ya esta disponible deberás dirigirte al punto de recogida automatizada instalado dentro de la tienda. Una vez delante de la máquina deberás introducir el código PIN que te han enviado o escanear el código QR y la máquina comenzará a trabajar.

En pocos segundos tu paquete estará delante de ti depositado en una plataforma-buzón como si de magia del siglo XXI se tratara. Lo que hay detrás es en realidad un pequeño robot que se mueve por un almacen con capacidad que varia dependiendo del punto de venta pero que puede rondas los 2.400 paquetes de forma simultánea.

De esta manera, los clientes no tienen que hacer cola para recoger los pedidos ni esperar a que un dependiente esté disponible para que a su vez vaya al almacen a buscar nuestro pedido. En 10-15 segundos la máquina ha hecho todo el trabajo y el cliente se va contento.

Otras de las novedades que estan introduciéndose en tiendas de Zara pero también en otras firmas del grupo, son las cajas autocobro, pensadas para agilizar el proceso de compra. Los clientes escanean las etiquetas, validan la compran y efectúan el pago de forma ágil y rápida. En cuanto al ticket de compra, puedes imprimirlo o guardarlo en tu móvil, lo que lo convierte en una opción más sostenible.

Algunos pueden pensar que estas novedades en las tiendas afectarán a los trabajadores pero yo las veo más como una mejora de las condiciones de su trabajo. Los clientes tienen poco tiempo, si esperan menos estan más contentos, y el vendedor puede centrarse en otras tareas igual o más importantes dentro de la tienda.

Desde luego, yo como usuaria apuesto por este tipo de tecnología que nos ayuda en los procesos de compra y que supone una modernización de las empresas pero también una adaptación a las nuevas exigencias del mercado.

En talentiam intentamos estar siempre al día de todas las novedades, si quieres seguir nuestras publicaciones y estar tu también al tanto de lo que sucede en el sector moda-retail, síguenos en nuestras Redes Sociales (InstagramFacebook y Twitter). ¡Bienvenido a la familia talentiam!

Retail/Moda

Design Thinking, la metodología para alcanzar la innovación

El Design Thinking o “Pensamiento de Diseño” es la metodología de innovación que sectores como el Fashion-Retail adoptan para generar nuevas ideas y lograr adaptarse al nuevo entorno super-VUCA.

Estar a la última en campos creativos no es tarea fácil. En la era digital los cambios se producen con rapidez y las empresas no pueden frenar bajar la guardia en ningún momento. El ‘Design Thinking’ es una popular metodología dentro de sectores como el Fashion-Retail que fomentan el nacimiento de nuevas ideas. Este sistema se ha establecido en importantes compañías gracias a su capacidad para generar soluciones innovadoras en breves espacios de tiempo. En talentiam apostamos por el cambio y por las iniciativas que se adaptan a las tendencias del futuro. De este modo, exponemos todas las características que diferencian al ‘Design Thinking’ de otras metodologías para progresar.

Proceso de 'Design Thinking'. @Entrepreneur.
Proceso de ‘Design Thinking’. @Entrepreneur.

¿Qué es el Design Thinking?

El ‘Design Thinking’ se presenta como una eficaz herramienta para desarrollar la innovación centrada en las personas. Gracias a esta metodología se platean los retos y se detectan las necesidades de cada proyecto para concebir soluciones. La sensibilidad del diseñador y su método de resolución de problemas entran en juego para satisfacer las necesidades de las personas y las organizaciones de forma viable a nivel tecnológico y comercial. El ‘Design Thinking’ deja de lado el producto final y se centra en el proceso de diseño. Es un método que integra equipos multidisciplinares y diferentes perfiles para desarrollar un pensamiento crítico y colaborativo con diferentes puntos de vista.

'Design Thinkin'. @Sapica
‘Design Thinkin’. @Sapica

¿Qué etapas encontramos en esta metodología?

El ‘Pensamiento de Diseño’ se divide en 5 etapas principales:

· Empatía: El proceso de ‘Design Thinking’ empieza por un estudio de las necesidades de los usuarios implicados en el reto. Al diseñar para otros, el primer paso es entender qué es relevante para los clientes. De esta forma, es importante observar su contexto y valorar otros factores que tiene relación con ellos y con su realidad.

· Definir: Durante esta etapa se formaliza la criba de la información recopilada durante la primera fase. Es el momento en que se seleccionan los puntos que aportan valor y que conducen a alcanzar nuevas perspectivas relevantes. En esta fase se define el foco de acción y se identifican los problemas cuyas soluciones supondrán la obtención de un desenlace innovador. Una vez definido el foco de acción, llega la hora de establecer el reto creativo.

· Idear: La tercera etapa tiene un claro objetivo: empezar a crear soluciones para los problemas encontrados. Para ello se tiene que plantean una gran variedad de alternativas y no quedarse con la primera que aparezca en escena. En esta fase, las actividades favorecen el pensamiento y la imaginación. Además, deben desaparecer los juicios de valor y no rechazar ideas descabelladas. En algunos casos, las ideas más disparatadas son las que conducen a innovadoras soluciones.

· Prototipar: En esta fase las ideas van a dejar de ser intangibles para convertirse en una realidad. Es el instante de los perfiles ejecutores. Construir prototipos hace las ideas palpables y ayuda a visualizar las posibles soluciones. En esta etapa se pulen los detalles antes de llegar al resultado final.

· Validar: Durante la fase de validación, se prueban los prototipos con los usuarios implicados en la solución. Esta fase es una de las más importantes: ayuda a identificar mejoras significativas, fallos a resolver y si existen carencias. En esta fase se evoluciona la idea hasta convertirla en la solución buscada. La validación es el final del recorrido de generación de ideas.

El facilitador, la figura clave del proceso

El facilitador es la persona encargada de guiar a las personas durante la ejecución del ‘Design Thinking’. Debe ser un perfil conciliador que no imparta juicios de valor y que fomente la colaboración y la participación. Su principal función es la de sacar el máximo partido del grupo de trabajo y favorecer la comunicación y el diálogo. Además, tiene que motivar a los miembros del equipo y crear un ambiente dinámico, amable y distendido.

Ilustración proceso 'Design Thinking'. @Dribbble/Marvel
Ilustración proceso ‘Design Thinking’.@Dribbble/Marvel

Beneficios del ‘Design Thinking’

En un mundo repleto de novedades y cambios, es realmente difícil dar con ideas frescas y originales. El alto nivel de la competencia y la constante aparición de nuevos elementos en el tablero de juego dificultan la aparición de elementos atrayentes. El ‘Design Thinking’ facilita que un proyecto avance rápidamente y que conecte, por completo, con el usuario. Las ‘start-up’ y los negocios digitales son algunos de los modelos de negocio que adoptan este proceso en su rutina. Además, es una metodología que apuesta por el trabajo en equipo, el compañerismo y que no exige un gran gasto económico.

En talentiam apostamos por conocer las nuevas tendencias del mundo del diseño y de los negocios. El sector Fashion-Retail avanza firme en un entorno VUCA caracterizado por la volatilidad, la incertidumbre, la complejidad y la ambigüedad. Si quieres estar a la última de todas las novedades del universo de la moda y el retail síguenos en nuestras Redes Sociales (InstagramFacebook y Twitter). ¡Bienvenido a la familia talentiam!

Retail/Moda

¿Dónde estudiar las profesiones más populares del sector moda en España?

En talentiam te presentamos algunos de los mejores cursos de las escuelas de España. En ellas encontrarás los cursos de especialización que te permitirán obtener el empleo de tus sueños en el universo de la moda.

A raíz de nuestro post dedicado a las salidas profesionales en la industria de la moda, nos surgió una pregunta: ¿dónde podemos estudiar moda en España? Nuestro país cuenta con numerosas escuelas que ofrecen completos programas de especialización. Encontrar un buen trabajo en el sector requiere conocimientos específicos que este tipo de formación aporta. Desde Madrid hasta Barcelona pasando por Bilbao, contamos con opciones de calidad que te convertirán en un profesional cualificado. El sector de la moda te da la bienvenida tanto si prefieres una carrera creativa como si te sientes atraído por el mundo de los negocios. En talentiam hemos realizado una búsqueda por los mejores programas de nuestro país para que todas tus dudas desaparezcan.

Máster de Dirección y Gestión de Producto de Moda | IED Madrid - IED Master
Máster de Dirección y Gestión de Producto de Moda | IED Madrid – IED Master

Máster de Dirección y Gestión de Producto de Moda – IED Madrid

La sede madrileña del IED cuenta con varias alternativas para adentrarte en el ‘business side’ de la moda. El ámbito del desarrollo de producto y la gestión de compras es uno de los más importantes dentro de cualquier firma y los profesionales con esta especialización tienen un prometedor futuro por delante. Este Máster de 9 meses te formará para conocer en profundidad la estructura de una empresa de moda. Más allá de Product Manager, Controller o Buyer, este curso permite acceder a posiciones relacionadas con la estrategia, el marketing y la producción de moda.

Máster Oficial Universitario en Moda: Tecnologías Aplicadas y Negocios Digitales – ESNE Madrid

La escuela ESNE apuesta por el entorno digital del sector de la moda. En el Máster profundizan en las nuevas tecnologías de diseño de moda y en las tendencias de e-commerce que están revolucionando el mercado. Diseño, tecnología y empresa se alía en este curso realizado en la ciudad de Madrid y que tiene una duración de 10 meses. Entre las salidas profesionales más demandadas encontramos el E-commerce Manager o los empleos vinculados con el marketing.

Máster en diseño, tecnología e innovación en moda | Bau Barcelona
Máster en diseño, tecnología e innovación en moda | Bau Barcelona

Máster en diseño, tecnología e innovación en moda – Bau Barcelona

Presentamos un Máster que encara el futuro de la moda. El Centro Universitario de Diseño BAU orienta el Máster a las nuevas tendencias industriales. El programa de estudios está enfocado hacia una mirada crítica y constructiva. Repasa la moda desde la sostenibilidad, los sistemas de producción, experimentando con el prototipado y el patrón. El curso dura un año lectivo y cuenta con varias salidas profesionales: Diseñador de moda, Investigador de moda o Director de arte. Además, la escuela Bau ofrece una extensa variedad de cursos formativos con los que ampliar horizontes en el mundo del diseño (gráfico, audiovisual, interiores y moda).

Postgrado en Pattern Design Estampados y Superficies – Inedi

Damos el salto a la formación vinculada con la creatividad. En este caso, la escuela bilbaína Inedi forma a diseñadores gráficos interesados en adentrarse en el sector de la moda. El postgrado tiene como objetivo formar profesionales capacitados para entender las necesidades del mercado y las posibilidades en el mundo del Pattern Design. Para ello, los estudiantes colaborarán y participarán en proyectos reales como parte de su aprendizaje. En apenas 6 meses los asistentes adquieren todos los conocimientos necesarios para ser óptimos trabajadores en la industria gráfica.

Knitwear Design - @olgajazzy
Knitwear Design – @olgajazzy

Curso Formación Continua en Punto – CSDMM

La escuela CSDMM plantea una serie de cursos de corta duración con los que especializarse en diversos campos del diseño de moda. Desde corsetería y baño hasta punto y piel. Nos encontramos con programas de 100 horas destinados a estudiantes o profesionales del sector con los que ampliar los conocimientos o actualizarse en el sector. En este caso, destacamos el Curso de Punto con el que adentrarse en una de las categorías de producto más demandadas en la actualidad. Además, se trata de un curso intensivo de un mes, punto que facilita compaginar la formación con el empleo en activo.

Visual Merchandising & Retail – Goymar

Galicia es una de las zonas de España con más empresas dedicadas a la moda. De este modo, aparecen escuelas que forman profesionales con alta capacitación. El centro Goymar ofrece varios cursos específicos entre los que destaca el de Visual Merchandising & Retail. Este programa dota a los alumnos de conocimientos y habilidades para poder proyectar un “punto de venta” mediante las técnicas, formas de presentación, estudio del montaje y exposición del producto. En el curso también se tratan los principios fundamentales de las estrategias del visual merchandising y escaparatismo. Tiene una duración de 4 meses y abre muchas puertas laborales.

En talentiam apoyamos a todos los estudiantes y profesionales del sector que quieren ampliar sus posibilidades dentro del sector Fashion-Retail. Para lograr este objetivo, la formación se plantea como el camino perfecto para descubrir nuevas posibilidades. Si deseas iniciar tu carrera en este sector no dudes en consultar las vacantes activas disponibles en nuestra web. Asimismo, síguenos en nuestras Redes Sociales (InstagramFacebook y Twitter). ¡En talentiam no hay límites para el conocimiento!